Carrera artística de Néstor Jesús Zavarce Sierralta inició a los 13 años

La carrera artística de Néstor Jesús Zavarce Sierralta inició a los 13 años cuando participó en una audición para la película venezolana  “La balandra Isabel”, una tarde de 1950, en donde llegó a reunirse con el director argentino Carlos Hugo Christensen; una cinta producida por Bolívar Films.

Esa película lo dio a conocer mundialmente llegando a ser catalogado como “Niño Prodigio del Cine Venezolano” al destacarse junto a reconocidas figuras como los actores Arturo de CórdovaVirginia LuqueTomás HenríquezJuana Sujo y Juan Corona.

Carrera artística de Néstor Jesús Zavarce Sierralta inició a los 13 años-1

Fue contratado nuevamente por Bolívar Films para protagonizar la película “Amanecer a la Vida” (1950) junto a la actriz mexicana Susana Guízar. Luego, Christensen lo contactó nuevamente para protagonizar otras tres películas en el cine argentino: Si muero antes de despertar (1951), Paraíso robado (1952) y Armiño negro (1953) filmada esta última en las ruinas de Machu Pichu.

En 1952 regresó temporalmente al país para colaborar en los inicios de la televisión venezolana, en la Televisora Nacional, donde participó en varias telenovelas como actor juvenil. Fue becado por el gobierno nacional para formarse en el exterior y viajó hasta Chile y Argentina, para cursar estudios universitarios de artes escénicas en el Teatro Experimental de la Universidad de Chile y el Conservatorio Nacional de Arte Dramático.

Logró participar en la radionovela Doña Bárbara de la Emisora Radial Mexicana XEW, y regresó nuevamente a Venezuela.

Su talento de cantante fue descubierto por el músico y compositor venezolano Oswaldo Oropeza, quien lo incentivó, e inicialmente se presentó en la televisora venezolana Televisa interpretando temas con una máscara en el rostro y como: “El Cantante Incógnito”.

Carrera artística de Néstor Jesús Zavarce Sierralta inició a los 13 años-2

Su éxito inicial se lo debió a su interpretación de la canción paraguaya “El Pájaro Chogüí”, tema que llegó a vender más de un millón de copias y lo convirtió en ídolo popular. Contratado en 1960 por Radio Caracas Televisión, comenzó a participar en el programa de variedades “El Show de Las Doce” animado por Víctor Saume.