Nueva edición del MICE llega a La Habana para unir la cultura valenciana y la cubana

La Mostra Internacional de Cinema Educatiu (MICE) inauguró la primera edición en la capital cubana en el emblemático cine La Rampa con el objetivo de “unir la cultura valenciana y cubana”.

Como ya es tradición en la MICE, el color rosa “no pasó desapercibido”. Josep Arbiol presidió la comitiva y una vez dentro del edificio, el festival de “educomunicación” (educación con audiovisual) dio comienzo oficialmente, según indicó el festival en un comunicado.

La Rampa acogió el estreno de un documental sobre la “Presencia Valenciana en La Habana” y el corto de animación de las “Rondalles de Enric Valor”, elaborado por niños en sintonía con el taller organizado hace unos días en la Habana Vieja, que también contó con la participación de la nieta del célebre escritor valenciano, Maria Lluïsa Gea Valor.

Por otra parte, se mostró “Nuestra memoria valenciana”, una película cubana que une a Valencia y Cuba mostrando los elementos valencianos que se esconden en La Habana.

La gala, que contó con el apoyo organizativo del Instituto Cubano de Artes Cinematográficas (ICAIC) estuvo conducida por Lokitín Compañía Lokimundo y contó con la actuación del Coro Diminuto de la Escuela Elemental de Música Alejandro García Caturla.

El actor cubano y padrino de esta primera edición, Jorge Perrugoria recibió un reconocimiento de la MICE.

 El director de la Mostra, Josep Arbiol y la directora de la MICE Habana, Eileen Sanabria dieron la bienvenida a todos los niños y celebraron que la inauguración por fin tuvo lugar después de “todo el trabajo y la ilusión que acompañó al proceso de preparación del festival”.

La gala cerró con música cubana y la embajada española ofreció un cóctel de recepción para los invitados. Durante la velada, el embajador español agradeció al festival que acercara la cultura valenciana a Cuba, “de la misma forma que la embajada trata de hacerlo con diferentes actividades”.