Zoraida Ceballos: Publican versión de lujo del mágico libro “1000 sitios que ver antes de morir”

La neoyorquina Patricia Schultz, autora del libro «1000 Places to See Before You Die» («1000 sitios que ver antes de morir»), regresó ahora con una edición de lujo que muestra fotografías únicas a través de un formato ideal para regalar.

La talentosa autora es para muchos una perfecta representante de “bestsellers”, mientras que, otros piensan que es la creadora de una “agobiante” lista de tendencias que se deben seguir antes de pasar a un segundo plano, después de la vida.

De hecho, en relación a estos lugares que son referencia mundial, los críticos aseguran que la lista de Schultz ejerce una fuerte presión sobre quienes viajan, pues advierte de lugares extremadamente populares y agradables.

La obra “1000 Places to See Before You Die» fue editada originalmente en 2003 en los Estados Unidos de Norteamérica. Dos años después fue traducida al alemán, por lo que el relanzamiento incluye postales de esta potencia mundial.

Es por ello, que de las 500 páginas que contiene el ejemplar de lujo, un 2% está dedicado a lugares alemanes, como por ejemplo la Catedral de Colonia, el castillo de Neuschwanstein y la Puerta de Brandeburgo de Berlín.

Además, se incluyen espacios como Baden-Baden, Heidelberg, Bamberg, Ratisbona, el palacio Sanssouci en Potsdam, el Valle Superior del Medio Rin, Quedlinburg del Harz, Lubeck, Sylt y Dresden.

Andreas Schultz, el editor alemán de Vistapoint Verlag que cuenta con la licencia sobre la obra, explicó que el libro «1000 sitios que ver antes de morir” se topa con muchos imitadores.

No obstante, la versión original es un bestseller mundial que cuenta con un total de cinco millones de copias vendidas, de las cuales más de un millón se distribuyeron en Alemania, Austria y Suiza.

Cabe destacar que en inglés, la palabra “places” no solo se refiere a lugares, también se utiliza para eventos, fiestas y curiosidades turísticas. Es por ello, que entre las mil recomendaciones de la autora figuran “la cultura cervecera bávara» y la tradicional Oktoberfest de Múnich, como también los mercados navideños, entre ellos el de Núremberg.