Zoraida Ceballos: Cinco técnicas para comenzar la pintura al óleo

La historia del arte está llena de cuadros hechos con maravillosas técnicas y los pintores famosos se dedicaron por años a desarrollar diferentes estilos para aplicarlos en sus obras de arte, y sin duda, todos hemos escuchado en algún momento sobre las técnica de la pintura al óleo.

Existen numerosa técnicas que son utilizadas por principiantes, como por profesionales, y los resultados dependerán del amor y dedicación que se decida poner a la obra que se va a plasmar.

Los elementos o herramientas que aquí se presentan servirán para aquellas personas que están iniciando en el arte, o refrescará en la memoria de quienes tienen largo tiempo haciéndolo.

En primer lugar, está el bloqueo del color, consiste en bloquear el color con pinceladas diluidas siguiendo los contornos de un objeto. Esto le permite definir los bordes de la forma sin necesidad de utilizar la pintura más gruesa. La clave es delinear los bordes del objeto con los mismos colores que serán utilizados en el fondo de la misma.

Por otro lodo, está el fondo instantáneo que se puede utilizar un fondo pintado como la base de la pintura. Usando una pintura diluida aplicando en pequeñas pinceladas, puedes realizar tu boceto sobre esta base de color para obtener un fondo instantáneo que te servirá de base para tu obra.

Seguidamente, podemos encontrar el claroscuro, la cual es una de las técnicas más antiguas de la pintura al óleo, para crear volumen. Se centra en el movimiento de la luz en toda la superficie del objeto a través del contraste de luz y sombra. Al manejar esta técnica, las sombras deberían ser de color negro y lo mejor para esto es aplicar un color de fondo neutro.

Así, presentamos el valor en las pinceladas, donde los movimientos del pincel pueden definir el volumen y la forma de un objeto. La misma, dispone el pincel como un lápiz lo haría, se recomienda destinar diferentes colores en la pintura como si se utilizara los lápices convencionales.

Finalmente, están las líneas de carbón, aquí se emplean líneas de carboncillo detrás de un objeto para reforzar su forma y darle dimensión. Cuando se mezclan dos técnicas diferentes se está adoptando técnicas mixtas y es muy útil ayudarse con otros elementos de la pintura que no se conseguirán de otra manera.